Nace Stream Pack, la plataforma integral de streaming en forma de pago por visión para el sector de la cultura y del entretenimiento.

Las empresas Createl, Watchity, Ebantic y Koobin, se han asociado para desarrollar conjuntamente una solución para la producción, la distribución en streaming, la gestión y la explotación de contenidos culturales y de entretenimiento. El festival Temporada Alta ya ha confiado en  Stream Pack para la creación de su propia plataforma de contenidos.

La pandemia ha acelerado la digitalización y esto se ha visto mucho más acentuado en el sector cultural y del entretenimiento. Teniendo en cuenta este contexto, nace Stream Pack. Este servicio ofrece la posibilidad de crear plataformas de streaming para gestionar tanto contenidos en directo como pregrabados.

La aplicación de Stream Pack se especializa en la producción, emisión, gestión y monetización de espectáculos vinculados a la cultura y el entretenimiento. Su misión es dar cobertura tanto a espectáculos, como a formaciones, eventos… La plataforma Stream Pack permite la incorporación de fórmulas innovadoras y participativas como la habilitación de espacios de networking virtuales.

El festival Temporada Alta, que tiene lugar entre el 7 de octubre y el 8 de diciembre, ha confiado en este servicio para lanzar su propia plataforma de contenidos. A través de la alianza con Stream Pack, los espectadores podrán disfrutar de una amplia gama de espectáculos vinculados a las artes escénicas. Todo ello sin moverse de casa.

Los espectadores pueden disfrutar de las retransmisiones en directo como también visionar los contenidos a la carta. Mediante el pago por visión disponen de una mayor oferta de producciones a golpe de click. Los contenidos se ofrecen en dos modalidades: por medio de una suscripción mensual o en formato Premium. Aquellos que opten por esta última modalidad podrán disfrutar de contenidos exclusivos para ellos.

El servicio Stream Pack nace con una premisa clara: ofrecer retransmisiones de calidad que puedan ser consumidas desde cualquier parte del mundo. Esto es gracias a la asociación de cuatro empresas: Createl, Watchity, Ebantic y Koobin. Las tres primeras pertenecientes al Clúster Audiovisual de Cataluña.

Las empresas que hay detrás

Stream Pack nace como fruto del acuerdo de cuatro compañías: Createl, Watchity, Ebantic y Koobin. A pesar de que las cuatro empresas tienen una funcionalidad diferenciada, el servicio precisamente se entiende gracias a la sinergia de esta unión.

Createl es una empresa especializada en producción de televisión con 30 años de experiencia en el sector, produciendo y coproduciendo para televisiones como TV3, TVE, IB3, Televisión de Galicia, Tele Madrid, À punt, Canal Sur y Televisión Canaria, entre otros.

La plataforma con la que se gestionará la transmisión en directo será Watchity. Esta startup se creó en 2015 con el objetivo de ayudar a las organizaciones a distribuir sus contenidos en streaming de una forma fácil, escalable y segura. La tecnología de Watchity se ha implementado en grandes organizaciones como el Parlamento de Cataluña o RTVE.

Koobin será la encargada del ticketing. Esta empresa será la que habilitará la venta de entradas para cualquier espectáculo independientemente de su complejidad. Algunos de sus clientes son el Gran Teatro del Liceo, el Teatro Nacional de Cataluña y otros teatros municipales de Cataluña.

Ebantic es una empresa especializada en la gestión del video y en desarrollar soluciones software a medida. Numerosos clientes como FOX Europa, FC Barcelona, Real Madrid o Mediapro avalan la gestión multimedia y de metadatos de esta empresa de Barcelona

Las particularidades de cada una de las empresas y el resultado de la alianza de estas hace posible que el servicio Stream Pack sea aplicable a cualquier evento.

Más información en: https://www.streampack.live/

Createl
Koobin
Watchity
Ebantic

.

Artículo en TMBroadcast: Ficheros, Almacenamiento y transferencia

Esta semana TMBroadcast ha publicado un artículo mío sobre el uso de los ficheros en Media. Ventajas e inconvenientes, el futuro y la obsolescencia digital, los líos del 4K, y la importancia de la automatización para una gestión eficiente.

Como os habréis dado cuenta, es mi primer artículo en una revista especializada. Uno empieza escribiendo posts en un blog y cuando menos te lo esperas te invitan a escribir un artículo de verdad en una revista de prestigio como TMBroadcast. Aprovecho para agradecer a los editores la confianza que mostraron al encargarme el escrito y a Cosme Rubio y Ramon Juvé (AMC-Networks) por sus explicaciones sobre el 4K.

Aunque se trata de un artículo más serio, he intentado seguir con un estilo didáctico e informal. Confío en que os guste y os animo a compartirlo a través de las redes sociales.

Por cierto, las críticas son bienvenidas 😉

Aquí tenéis el artículo. Espero que lo disfrutéis!

Industria 4.0 o “por qué las grandes empresas van a ser cada vez más grandes y las pequeñas más pequeñas”.

 Las redes sociales nos bombardean continuamente sobre la cuarta revolución industrial, lo que se ha denominado Industria 4.0. Revolución industrial es un proceso de transformación económica, social y tecnológica que marca un punto de inflexión en la historia, modificando e influenciando todos los aspectos de la vida cotidiana de una u otra manera” (Wikipedia). Venimos de tres anteriores, y cada una de ellas ha cambiado (y mucho) el mundo en el que vivimos. En muchos aspectos para bien, pero en otros para mal. No puedo evitar revisar brevemente cada uno de estos cambios que ha habido hasta nuestros días. Aunque esto alargue un poco el post, creo que es un buen ejercicio antes de entrar en el tema.

Leer más;

Lo hicieron porque no sabían que era imposible

En el último IBC, y como ya va siendo una tendencia consolidada, el HALL 14 sigue creciendo año tras año en la feria de Ámsterdam. Este pabellón, medio vacío en sus primeras ediciones, se ha ido llenando de visitantes, interesados y atraídos por esas ‘otras’ empresas del sector que nada tienen que ver con la visión tradicional del negocio.

Este pabellón se compone de empresas relacionadas mayoritariamente en servicios alrededor del OTT. Streaming, encoding, players y nuevos servicios basados en la innovación como el ‘machine learning’, el ‘big data’ o la realidad virtual. Sean empresas de referencia como Google, Facebook o RedHat, o startups, de dimensión más modesta, que empiezan su andadura.

Tradicionalmente los fabricantes de nuestro sector han sido empresas focalizadas en nuestro vertical, monoproducto u ofreciendo un end-to-end. Es decir, si querías montar una tele no tenías más remedio que acudir a estas empresas ya que tenían el knowhow por un lado y la tecnología por otro. Esto no solo pasaba en el Broadcast, sino que tenemos ejemplos en cualquier sector. No todo el mundo podía publicar un periódico ya que necesitabas realizar una inversión muy alta en tecnología, o lo mismo con la música: masterizar y planchar un vinilo no era precisamente barato y tampoco todo el mundo sabía hacerlo.

Pero la barrera de entrada real era el knowhow. O eso pensábamos. Hace unos días, comiendo con una colega del sector (y a la cual dedico este post), comentábamos que era habitual utilizar un mantra que nos otorgaba cierta superioridad ante posibles intrusos que querían meterse en nuestro negocio: precisión de frame, código de tiempo, Frame rate, intervalo vertical, formatos, codecs… Nuestra terminología era suficiente para tumbar al posible competidor ante nuestro potencial cliente: pero, si no sabe ni lo que es un código de tiempo… ¿Te vas a atrever a comprarle a él?

Estos mantras se han ido repitiendo en todos los sectores hasta que uno tras otro ha ido cayendo. Es verdad que el conocimiento es importante, pero a veces también se convierte en una inercia, una capa de contaminación que impide ver las transformaciones del negocio hasta que es demasiado tarde y, sin darnos cuenta, nos entran hasta la cocina.

Las startups que están naciendo en nuestra industria no tienen el knowhow. Están formadas por programadores, analistas, matemáticos. Igual te crean una aplicación para traerte la compra a casa, pedir un taxi desde el móvil o una continuidad en el cloud para que puedas montar un canal de televisión en una semana, y todo ello utilizando plataformas IT OpenSource. Cuando los consultores nos hablan del Cloud, tenemos preparada la batería de respuestas (nuestro mantra): los ficheros pesan mucho, gestionar los directos es imposible, el retardo que puede haber al operar en la escaleta, la seguridad, pero ¿Cómo va a funcionar en cloud un negocio que necesita servidores dedicados de video, matrices de conmutación en el intervalo vertical, distribuidores, embebedores, desembebedores, sistemas de automatización con precisión de frame, monitores de audio, multipantallas, monitores de grado uno….? ¿Estamos locos? (…) Pero cuando te despistas, viene una empresa que no es del sector, que no tiene ningún prejuicio adquirido, y te monta una continuidad en Cloud. Y en modelo de servicio, sin inversión en infraestructura. Y escalable, que puede albergar cientos de clientes sin tener que instalar cada vez la plataforma. Y además funciona. Y es entonces cuando nos hacemos la pregunta clave: ¿por qué no se me ocurrió a mí? Porque esto exige pensar de otra manera, salir de tu zona de confort (expresión muy gastada pero que define perfectamente la situación), arriesgarte, no creer en mantras, dudar de cualquier idea preestablecida.

Ha pasado en muchos sectores. La Transformación es imparable. La convergencia IT, las nuevas formas de entender los negocios están cambiando las reglas de juego. Lo que te parecía imposible te lo encuentras un día en una web, posicionada en Google con Adwords y con precios impensables en nuestro sector.

Hace unas semanas, en Bit Experience, finalizaba la conferencia con FOX sobre continuidades en Cloud reflexionando sobre este tema. Una persona del público me corrigió: esto no es una reflexión, es una realidad. Es verdad, ya la tenemos aquí. Los nativos digitales están empezando a crear empresas que funcionan con otra lógica, otra forma de ver el mundo. Y no hay barreras que lo impidan.

Pero no todo está perdido. Como decía unos párrafos más arriba, el knowhow, la experiencia sigue siendo importante y es nuestro mayor valor. Los inmigrantes digitales podemos ayudar en esta transformación, nuestro conocimiento es muy valioso para el éxito de los proyectos que van a cambiar el negocio de la televisión. Pero no nos equivoquemos, sin nosotros también lo harán.

Adaptando la cita de Jean Cocteau: Lo hicieron porque no sabían que era imposible.

MediaproLive – La Exposición

MediaproLiveEn mi vida laboral he ido saltando de empresa en empresa, de proyecto en proyecto y de ‘marrón en marrón’. Supongo que más de uno se sentirá identificado con este modo de vida. Somos un tipo de gente que necesita estar siempre haciendo cosas nuevas, y si son imposibles mejor que mejor.

Con esta declaración de principios, estar casi 13 años en una misma empresa no es tarea fácil. Leer más;

¿Qué podemos aprender de Amazon?

Como muchos ya sabéis, el Core Business de Ebantic son los BPMs y, por extensión, el BUS de integración de sistemas. Nos dedicamos a que las aplicaciones se hablen entre sí de forma unificada y eficiente a partir de las reglas de negocio propias de cada empresa. Pero en este último año nos hemos dado cuenta de que hay algo más que podemos aportar y que es vital para los usuarios, una capa superior y de mucho más valor que la automatización: La Información.

amazon 2

Leer más;